Unión, Consagración, Fidelidad.

LA LISONJA

Texto Proverbios 28.23

Proposito: considerar lo terrible que puede la lisonja

Introducción: Cuantas veces te han dicho eres un barbero? Regularmente esta expresión se usa cuando halagamos a alguien por alguna cosa en especial no obstante, la Escritura nos advierte a cerca del mal que podemos causar con:

LA LISONJA

images

1.- SUS USOS FRECUENTES

Lisonja es el uso de alabanza o adulación excesiva hacia una persona. Hasta cierto punto hemos halagado a las personas que queremos y es bueno reconocer las virtudes, habilidades de alguien más, se vuelve impropia esta actitud cuando lo hacemos:

Buscando un interés personal 2 Samuel 14.17, la mujer aduló demás al rey diciendo que su sabiduría era como la de un ángel con el propósito de que este aceptara a Absalón.

Para hacer caer a alguien Pr. 26.28. los que ofrecen amistad de modo lisonjero pero esconden un corazón malvado que trama la ruina de la persona que halaga Prov 26.23 es comparado a una vasija de loza barnizada con escoria, es decir del metal de baja calidad que queda despues de refinar la plata pero que guarda todavía las apariencias de plata. Para fingir lo que realmente pensamos Salmo 12.2 Prov 29.5

Para agradar a alguien 1 Tes. 2.4,6, podemos lisonjear incluso nuestra propia persona para intentar ser aceptados por alguien 2 Samuel 1.2-10.

Lisonjeamos ante Dios Salmo 78.35,36

2.- SUS CONSECUENCIAS

La lisonja provoca divisiones al tratar a las personas de forma desigual Job 32.21

Fomenta el orgullo Salmo 12.4, porque lleva a tomar un concepto elevado a la persona que la recibe y de igual modo si nos halagamos a nosotros mismos, Romanos 12.3

Nos pone al descubierto, porque tarde o temprano se conocerá nuestro verdadero pensamiento como en 2 de Samuel 1.2-20, aquel joven murió solo por fingir que había matado al enemigo de David, se adjudicó un hecho ajeno para quedar bien con el rey.

3.- SU PROHIBICION

La Escritura desaprueba la lisonja, los que la practican son considerados como infieles Salmo 12.1-4, de corazón malo Prov. 26.23

No tienen el temor de Dios ya que el lisonjero será castigado Job 32.22.

Los aduladores suelen agradar al principio a los vanidosos, pero, a la largase hacen pesados y despreciables.

El Señor nos ordena continuamente a guardar nuestros labios, a ser limpios de corazón, sin doblez.

 

Conclusión: No usemos de la lisonja para sacar provecho alguno, recordemos siempre la regla de oro, recordando que tarde o temprano seremos víctimas de algún adulador aprovechado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: